Restauración de una antigua mesa de comedor estilo libro




" Quien tiene un amigo, tiene un tesoro". ¡Pues sí. ! No puedo estar más de acuerdo con esta frase. En mi caso, un amigo que de vez en cuando te llama para decirte que viene a casa a traerte algún que otro tesoro decorativo. Él está seguro de que les encontraré alguna utilidad a  todos estos "trastos".


Y en una de esas visitas inesperadas llegó esta antigua mesa de comedor tipo libro.   En un principio me quedé pasmada, era enorme, puntualicemos, era muy, muy larga.  Mide casi dos metros de largo y además, el sobre se abre como la hoja de un libro (de ahí su nombre) lo que amplía muchísimo más su capacidad. 

Por supuesto, no entraba en mis planes restaurarla y mucho menos decorar mi casa con ella.  Es de un estilo clásico, toda de madera y con marquetería, nada que ver con mi decoración, además, ¿dónde iba a colocar una mesa tan grande?.

Permaneció arrinconada mucho tiempo como base de almacenamiento de cajas y otros objetos varios. En otro periodo formó parte de una especie de encimera para un ordenador, catálogos y archivadores a modo de oficina.  Y llegó el día donde por casualidad, encontré una nueva utilidad para ella, y de momento, está cumpliendo a la perfección. 

Cuando tuve claro el lugar que ocuparía, me puse manos a la obra para comenzar con la restauración. 

Materiales



Proceso

Este es el estado en el que se encontraba la mesa.  Estructuralmente estaba en perfectas condiciones, necesitaba una buena limpieza y cuidados para devolverle su bonito aspecto inicial.



Como siempre repito el primer paso de la restauración de un mueble es una buena limpieza. Vamos a retirar barnices y ceras aplicando  decapante pero es necesario que el mueble esté limpio de suciedad, grasa o polvo antes de aplicarlo.

Decapar

Hemos utilizado un decapante en gel de acción súper rápida,  no gotea, lo que lo hace muy práctico de usar tanto en horizontal como en vertical.  Y algo a tener muy en cuenta a la hora de aplicar este decapante es su  olor débil y facilidad de limpieza de  brochas o útiles que usemos  con agua. 



Aplicamos una capa del gel decapante con un pincel por toda la superficie y dejamos actuar según el tiempo indicado por el fabricante. En mi caso como tenía una capa fina actuó muy rápido y comencé a retirar el barniz muy fácilmente. Para retirarlo utilicé una espátula con mucho cuidado de no arañar la madera. 


Limpiar

Una vez que hemos retirado el barniz, limpiaremos muy bien la zona que hemos decapado con agua y jabón para terminar de retirar todos los restos que queden de decapante o suciedad. 

Dejaremos secar bien la madera y en caso necesario volveremos a limpiar de nuevo hasta que quede completamente limpia. 


Barnizar

Nuestro mueble ya está totalmente limpio y seco por lo que pasaremos una lija de grano muy fino para suavizar la madera.  Limpiamos bien el polvo del lijado para el proceso de barnizado. 

Este mueble está completamente libre de carcoma, pero personalmente me gusta aplicar algún producto específico a mis muebles de madera como preventivo para evitar posibles sustos en un futuro. 

He aplicado un fondo protector que nos ayudará a darle una mayor protección preventiva y curativa a nuestro mueble, y  evitar o curar la madera de la acción de hongos e insectos xylófagos como la carcoma

Dejaremos secar el fondo el tiempo indicado por el fabricante, aunque personalmente me gusta dejarlo un poco más si es posible y así asegurarnos una correcta aplicación.  Es muy importante respetar los tiempos de secado de cada producto que utilizamos, pues de ello dependerá que actúen correctamente.   


Y como último paso, aplicaremos el barniz. Hemos utilizado un barniz vitrificador monocomponte. Es incoloro satinado con base agua y además tiene una elevada dureza y desgaste al rayado, así como una excelente resistencia química a productos como el café o productos del hogar, por lo que es perfecto para muebles de mucho uso como esta mesa.

Aplicamos una primera capa, dejamos secar mínimo una hora y volveremos a aplicar una segunda capa. Entre capa y capa podemos pasar una lija, yo normalmente suelo pasar una lana de acero muy fina para pulir. 

Resultado 

Y a pesar de ser una mesa de comedor, hemos querido darle un lugar mucho más decorativo.  Ha pasado a ocupar un espacio vacío en un pasillo para llenarlo con un toque decorativo.  Hemos convertido una antigua mesa de comedor estilo libro en una bonita consola clásica. 

Y además ya está lista y preparada para recibir visitas e improvisar una gran mesa para bastantes comensales, pues siempre en las celebraciones se suma algún visitante imprevisto de última hora. 











¿Qué os ha parecido el cambio de esta mesa de comedor estilo libro? ¿Os gusta el resultado final y su nueva ubicación? 

De momento tenemos nuestro pasillo decorado con un estilo clásico, pero....  y si le damos un toque más....   eso será en el "próximo capítulo".  


Muchas gracias por tu visita 



  Sígueme en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram  YouTube


6 comentarios

  1. Hola Nieves que fantástica y bien explicada transformación. Y como lucen tus cuadros desde luego creaste un precioso rincón. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias Belén, me alegro que te gusta tanto la mesa como mis cuadros. Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que gran trabajo, Nieves!
    La mesa es espectacular y en su nuevo uso como consola ha quedado divina.
    Maravillosa restauración con un resultado de 10.🤗
    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Isabel, la verdad es que es una mesa muy bonita, y por fin he encontrado un sitio para ella donde puede lucirse mucho más. Besos.

      Eliminar

Muchísimas gracias por dejar tu comentario.