Cómo actualizar una cajonera pasada de moda



A veces tenemos muebles que se quedan desfasados o simplemente son tan anticuados y feos que únicamente los utilizamos como almacenaje en el garaje o en el trastero. 

En cierto modo nos entristece no hacer uso de estos muebles simplemente por anteponer lo decorativo a lo práctico. Pues bien, para todo hay un solución y además, es importante reciclar para hacer un uso responsable de nuestro mobiliario.


La pintura es el mejor modo de actualizar un mueble pasado de moda y renovar esa pieza oscura y fea con una simple mano de pintura. Si elegimos colores claros como el color blanco, crema o lino, la transformación es tan radical que parece obra de un auténtico milagro.

Hoy vamos a actualizar una cajonera pasada de moda para convertirla en un mueble auxiliar muy actual y práctico de un modo muy sencillo y económico. 


Pasos para actualizar una vieja cajonera


* Limpiar

El primer paso y muy importante es la limpieza del mueble. Sacamos todos los cajones y limpiamos a fondo el interior y exterior de mueble de polvo. Retiramos los tiradores y a continuación, limpiaremos todos los cajones muy bien con agua y jabón. 

En nuestro caso como la cajonera es melamina, utilizaremos un detergente a base de sosa (alcalino) y secamos bien con un trapo para dejarlo completamente seco.


* Rellenar agujeros y rayas

Como nuestros cajones tenía unos tiradores con tres tornillos y los vamos a sutituir por otros más sencillos, rellenamos con masilla para madera todos los agujeros y rayas profundas que lo necesiten. 

Aplicamos con espátula y dejamos secar muy bien. Lijamos el sobrante para dejarlo lo más liso posible y que no se note a la hora de pintar. 


*Pintar

Una de las razones por las que me gusta tanto pintar, es por su capacidad de cambiar radicalmente el aspecto de un mueble o una estancia. El resultado final de la transformación es tan grande a veces, que tenemos la sensación de que el mueble inicial ha sido sustituido por otro completamente diferente. 


Hoy en día podemos encontrar en el mercado una gran variedad de tipos de pinturas y técnicas que mejor se adapten a nuestras necesidades y gustos decorativos para conseguir el resultado final que estamos buscando. 
La clave para conseguir un mueble más luminoso y ligero es elegir un color claro, pues cualquier pieza triste y oscura cobra nueva vida. Para nuestra cajonera hemos elegido el color lino, un tono neutro mucho más versátil, capaz de adaptarse a cualquier estilo decorativo.  Es un color perfecto para piezas clásicas pero también para piezas mucho más modernas, dependiendo del acabado y  toque decorativo que quieras añadirle
La pintura elegida para este mueble ha sido  Easy Deco  V33 Es un esmalte multisuperficie acrílico, con gran resistencia a los golpes y a las manchas.  Se aplica directamente sobre cualquier soporte como la madera natural, barnizados, melaminas o estratificadas sin necesidad de decapar o aplicar imprimación.  
Para que nuestra cajonera no quedase demasiado seria o clásica hemos optado por añadirle un toque de color. Se ha pintado el cajón central con la misma pintura pero en color turquesa tropical. 

Tengo que deciros que me ha sorprendido muchísimo esta pintura, cubre muy bien, es muy cómoda de aplicar, cunde bastante y el resultado final es perfecto.

Como recomendación personal os aconsejo respetar totalmente los tiempos de secado que indica el fabricante entre capa y capa, aunque seca rápido yo he preferido respetarlo y se nota el resultado. Se puede aplicar con brocha o rodillo, pero si quieres un aspecto lacado te aconsejo utilizar un rodillo especial para lacar.


* Tiradores

Una vez que la pintura está completamente seca y sin riesgo de producir ningún arañazo, ha llegado el momento de poner los tiradores nuevos a la cajonera. 

Hemos optado por elegir unos tiradores mucho más pequeños, con un toque clásico y alternando dos tipos diferentes para crear contraste.


*Decorar

Ya tenemos lista y actualizada nuestra cajonera, es hora de que luzca su nueva imagen en un bonito rincón de nuestro hogar. Ha quedado tan actual y alegre que me he animado a pintar otra pieza con el color turquesa del cajón para que juntas formen un decorativo conjunto. 

La otra pieza elegida para completar el conjunto es una antigua silla plegable de madera. Era una silla que siempre estaba cerrada en el trastero a la espera de ser necesitada como apoyo por falta de asientos en alguna reunión familiar o en época estival para la terraza. Sin embargo, tras renovarla con pintura se ha adquirido un aire mucho mas fresco. 







Ahora ya conoces cómo actualizar una cajonera pasada de moda de un modo muy sencillo y barato. Ya no tienes excusas para aprovechar todos esos viejos y feos muebles que guardas o más bien escondes para que nadie los vea. 

A partir de ahora aprovecharás cualquier ocasión para mostrar esos muebles  que has reciclado y pintado para convertirlos en algo único y actual. 



Muchas gracias por tu visita 



  Sígueme en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram  YouTube




10 comentarios

  1. Hola Nieves que fantástica te quedo, que bien te explicas y que preciosas fotos.
    Tiene buena pinta esa pintura sin imprimación ni nada y lo del rodillo de lavar debería haberme enterado antes de hacer un cambio que estoy haciendo. Un besote cielo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Belén, me alegro mucho que mis explicaciones te sirvan. Esta pintura me ha gustado mucho y ya tengo otro mueble preparado para pintarlo con ella. El acabado con el rodillo de lacar queda perfecto, queda un acabado como de fabrica que me encanta. Te animo a probar. Besos

    ResponderEliminar
  3. Bravo Nieves!!! Me gusta los colores que usas!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Marcela, la verdad es que soy una enamorada del color azul en todas sus gamas, pero el turquesa me puede. Bss

    ResponderEliminar
  5. De triste y pasada de moda, a adorable se mire por dónde se mire. Ha quedado ideal, Nieves. Has sabido darle justo lo que necesitaba. Muy buena idea la combinación de los dos colores. ¡¡¡Gran trabajo!!!.
    Besos.
    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, me decidí por el color turquesa porque precisamente le daba un toque más alegre de color. Bss

      Eliminar
  6. ¡Me gusta mucho el contraste de colores y sobre todo me gusta cómo la pintura ha transformado por completo a esta cajonera!
    Se ve mucho más actual, luminosa y forma un conjunto precioso con la silla en ese azul que me lleva a tardes junto al mar.
    Enhorabuena por un nuevo trabajo de 10.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel, ya sabes que la pintura hace milagros y cambiar los tiradores ha sido la clave. Es cierto que la combinación del color la hace más alegre. Y la silla completa el conjunto. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  7. Acabo de aterrizar por tu blog y me quedo por todas las RRSS que tenemos en común, ha sido ver esta transformación y no pensarme en quedarme.
    Increiblemente maravilloso el tuneo empleado, las pinturas, los complementos...me recuerda al mar. La silla, otro acierto. Me ha encantado todo, gracias por el paso a paso, se coge idea. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por tus palabras, y sobre todo porque te sirva de inspiración mis trabajos. Nos seguimos viendo por este mundo virtual mutuamente. Encantada de conocerte. Bss.

      Eliminar

Muchísimas gracias por dejar tu comentario.