DIY: Tablón de notas familiar




¿Ya tienes todo preparado o eres de las que improvisa a última hora?  Si te ha pillado el toro y  no has tenido tiempo de organizarte. ¡No te preocupes! Hoy tenemos un DIY muy sencillo y rápido para tenerlo todo organizado y bajo control. 

La vuelta al cole no es cosas de niños, nos implica a toda la familia y aunque alguien piense lo contrario, los que más lo sufren no son los niños. Ellos al final están encantados de estrenar todo el material escolar y reencontrarse con sus compañeros de clase.



Los verdaderos sufridores de la vuelta al cole son los padres, cambio de horarios,  elaboración de menús semanales, organización de clases extraescolares, compra de uniformes o vestuario porque  han crecido durante el verano  y por supuesto, cuadrar la agenda para ver quién lo lleva o recoge del colegio.


Para ayudarnos con la vuelta al cole vamos a elaborar un sencillo DIY, realizaremos un Tablón de notas familiar.  Organizaremos todas las tareas conjuntas de la familia y tanto los papás como los niños tendrán todo bajo control. 

Como cada miembro de la familia suele tener su propio tablón de notas ya sea en su habitación sobre la mesa de estudio o bien los padres en su zona de trabajo, he decidido que al ser un tablón familiar debería estar en un lugar  conjunto donde se reune toda la familia.  ¿Y dónde suele estar ese lugar de reunión familiar? Pues en mi caso en la cocina, donde nos reunimos todos a la mesa y charlamos sobre las cuestiones familiares que nos afectan a todos.

 ¿Qué necesitamos?




Pasos a seguir 
1.- En primer lugar dibujaremos el contorno de la rodaja sobre el corcho para tomar la medida exacta que necesitamos y a continuación lo cortamos.


2.- Una vez que ya tenemos el corcho cortado  lo pegaremos a las rodajas de madera previamente lijadas para que la superficie esté lisa. Para ello podemos utilizar un adhesivo de cianocrilato. En este caso hemos utilizado uno de la marca Miarco, es transparente y muy  cómodo de utilizar porque no es necesario preparar con antelación las superficies que queremos unir.




Es un adhesivo muy potente por lo que necesitamos utilizar muy poca cantidad con un gran resultado de adherencia y lo podemos aplicar tanto en superficies porosas como en este caso (madera, corcho, papel..) como en superficies muy pulidas o no porosas (metales, maderas barnizadas, cristal, plástico...)



3.- Para  diferenciar las diferentes actividades que vamos a mostrar en el tablón y al mismo tiempo darle un pequeño toque  decorativo hemos utilizado los cubiertos de madera que representan la estancia y las letras de colores.
En este caso  hemos elegido las letras en diferentes tonos de azules porque quería que coordinasen con los tonos azules de la decoración de mi cocina.



Para pegar las letras sobre las cucharas de madera, de nuevo utilizamos el adhesivo pues con una sóla gota conseguimos que queden perfectas.



Para pegar los corchos a la pared, he utilizado  la cinta de doble cara DC ultrafuerte Miarco que fija y pega sobre cualquier superficie. Quería asegurarme una buena adherencia sobre el azulejo y  a la vez que  soportarse el peso de la madera.


Y una vez colocados en su lugar, en este caso mi cocina, sólamente nos queda convocar una reunión familiar para planificar  entre todos  las actividades del nuevo curso.









Otras ideas decorativas para este DIY

Este DIY es solamente una idea muy concreta para un uso exclusivo de la familia en una estancia, pero quiero mostraros otro uso decorativo diferente para este mismo proyecto. 

Si sois amantes de las figuras geométricas podéis utilizar la cinta de arroz  washi para  perfilar el diseño que más os guste. Esta cinta es perfecta para trabajos decorativos de pintura muy precisos donde  las líneas tienen que quedar perfectas.





En  mi caso, una vez que ya tenía el diseño no terminaba de encajar en la estancia donde quería colocarlo por lo que de  nuevo decidí darle un nuevo rumbo a la decoración de mi tablón y personalizarlo de un modo diferente.

Para la decoración utilicé acrílicos en tonos azules y blancos y me dispuse a pintar un paisaje marino como si de un lienzo se tratase.


El lugar al que estaba destinado era sobre mi mesa de escritorio. En esa pared he intentado recrear una gallery wall  por lo que me pareció perfecto decorarlo como si de otro lienzo se tratase.


Pero no nos engañemos, este lienzo es en realidad mi tablón de notas. Un tablón único, personalizado y decorativo que puede pasar totalmente inadvertido.....


¿Verdad que con un DIY así es más fácil la vuelta al cole? Con un tablón de notas así en nuestra cocina seguro que todos quieren reunirse en la mesa a comentar las clases, los menús de la semana  o algún mensaje bonito  que algún miembro de la familia  ha dejado para alegrar el día.

Muchas gracias por tu visita 



  Sígueme también en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram


5 comentarios:

  1. Que trabajo más original, sencillo y práctico a la vez, me ha encantado los porta notas en las rodajas y con el corcho, genial!!!! y el dibujo que has pintado marinero es precioso también. Las dos cosas me han encantado
    Un saludo y feliz semana

    ResponderEliminar
  2. Ayyy pero qué bonito y original!!me ha encantado y creo que voy a intentar copiarlo para casa jejeje muchos besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué ideas más originales! Me encantan!!
    Muchos besos!! helena

    ResponderEliminar
  4. Un proyecto muy inspirador Nieves! Nos gusta mucho la pintura del mar, se te da muy bien ^^

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué toque tal rústico para ese rincón de la cocina, Nieves!
    Me encanta que estén realizados con elementos naturales y reciclados.
    Y además de bonitos ayudan a recordar las cosas importantes.;)
    Besitos

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dejar tu comentario.