DIY: IMITANDO GRANITO

MACETERO IMITACION GRANITO

 

Suele decirse que las prisas no son buenas, pero a veces  te ayudan a ser más creativa, pues te obliga a poner tu mente  a trabajar de un modo mucho más rápido y casi sin dejarte tiempo a pensar.


De esos momentos suelen nacer proyectos muy interesantes pues necesitamos algo muy concreto y lo queremos de inmediato, especialmente cuando nos vemos inmersos en un proceso de inspiración decorativa para ese rincón que no terminaba de gustarnos o alguien te pide ayuda para un proyecto urgentemente y con un tiempo muy limitado.

No sé vosotr@s, pero yo personalmente cuando tengo una idea tengo que ponerme manos a la obra cuanto antes. Por supuesto, suele ocurrir que  no tengo todo lo que necesito en ese momento para el proyecto y unas veces por prisas y otras, porque no quiero gastar dinero, entonces decido improvisar  utilizando lo que tengo en casa.   

En esta ocasión necesitaba una jardinera de granito pues iría colocada en un sitio muy concreto y no podía ser de otro material, además disponía de un plazo muy corto. Por supuesto no iba a comprarla y el tiempo apremiaba por lo que decidí fabricarme una.
  
                                                                   
El primer paso de todo es dar una capa de imprimación a la jardinera pues al ser de plástico, no podemos pintar directamente en ella porque la pintura no se fijará. Una vez dada la imprimación y seca, podemos empezar a pintar.


Como sabeis el granito tiene distintas texturas y tonos, en mi caso, yo necesitaba un tono intermedio, por lo que elegí un color gris medio. Pintamos sobre la imprimación una capa de color gris y dejamos secar.

Y ahora llega lo más divertido, intentar hacer la textura del granito. ¿Cómo lo hacemos? Podemos utilizar varios métodos o combinar ambos como en este caso.

*  Uno de ellos consiste en coger un pincel, brocha o cepillo de dientes totalmente seco y cogiendo un poco de pintura intentas dar golpecitos  con los dedos en las cerdas para hacer salpicaduras en la maceta  imitando la textura de granitos.

* El otro consiste en coger una brocha con muy poca pintura, prácticamente seca e ir dando golpecitos muy despacio en la maceta para que sólo se marquen los puntitos de las cerdas. 

Deberás ir alternando distintos tonos de pintura, blanca, negra o varias tonalidades de gris, dependiendo del tono de acabado que tu prefieras.





Y para terminar, le damos una capa de barniz para protegerlo, pues en este caso estaría en el exterior. Lo cierto es que aunque no puedo poner la foto de su ubicación, quedó totalmente integrada y con el efecto que buscaba.  
  Diy:  Fácil, rápido y barato. 












Muchas gracias por tu visita


  Sígueme también en:    Pinterest  Facebook   Twitter   Instagram




3 comentarios:

  1. Un efecto genial Nieves! Es increíble lo que puede un poco de pintura y unas manos hábiles. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Ha quedado genial, nadie diría que es una jardinera de plástico un efecto precioso. Saludos Revelo&ideaslowcost.

    ResponderEliminar
  3. Que bonito el resultado, me encanta el efecto que has conseguido, me lo guardo , que tengo dos a la espera de un cambio de imagen.
    Un besazo

    ResponderEliminar

Muchísimas gracias por dejar tu comentario.